Quienes somos

"Un grupo de colombianos, militares y civiles de reconocida experiencia a nivel nacional e internacional, conformado para analizar y debatir problemas importantes sobre la defensa y seguridad nacional".

martes, 14 de febrero de 2012

CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN LAS FUERZAS MILITARES

¡Bien hecho!  COTECMAR









Por MG  Ricardo Rubianogroot Román.
Miembro del Centro Colombiano de Pensamiento Político Militar.

¡Bien Hecho! Expresión netamente empleada no solo por los miembros de la aviación militar, sino por Unidades Navales, con la izada “Bravo Zulú”, costumbre que incentiva y estimula a aviadores militares y marinos del mundo. WELL DONE! Esta expresión se emplea, cuando algo inusual acontece  o se acomete una acción que se sale de lo normal y que  es realizada exitosamente por alguno de nosotros  y que bien vale la pena destacar por su importancia,  en este momento quiero extender esta expresión, a los hermanos de armas de la Armada Nacional, más específicamente a COTECMAR. (Corporación Tecnológica Marítima)

Este grandioso suceso, pasó prácticamente inadvertido y opacado por noticias relativas al ya común descompuesto y deteriorado orden público. Este es  un acontecimiento de impacto nacional y de gran trascendencia para el país. Noticias como esta quisiéramos escuchar a diario por el significado y por su gran repercusión en el desarrollo y el futuro nacional. El 3 de Febrero de 2012 después de ingentes esfuerzos, COTECMAR, el astillero más importante del país, después de más de tres años de trabajo y al menos 5 anos de planeación, puso al servicio de la Armada Nacional, la primera embarcación mayor para uso en el mar, realizada en su totalidad en Colombia. Es una embarcación de más de 1700 toneladas de desplazamiento, unidad a flote del tipo OPV (Offshore Patrol Vessell). Se logró tambien con acuerdos importantes, la transferencia de Tecnología en algunos procesos, con los Astilleros Fassmer de Alemania.

La entrega del buque “A.R.C. 20 de Julio” (la segunda unidad en la A.R.C. con ese nombre) por parte de COTECMAR a la Armada de Colombia, consolida, el resurgimiento de una industria que hasta hace unos años era  poco conocida en el país;  por qué? Porque desafortunadamente en Colombia, creemos poco en nuestro valores y en nuestra capacidad. COTECMAR terminó con ese estigma y mala práctica, demostrando que si se puede! 

COTECMAR es la Industria Astillera más importante del país que sin ningún apoyo económico del Estado colombiano,  presenta  con orgullo el buque más grande y complejo que se haya construido en la historia del país. Con un valor de $130 mil millones de pesos, esta empresa ha demostrado que con sus esfuerzos en desarrollo tecnológico y científico, acompañados de fe en su recurso humano y de creer y materializar ese deseo, es posible emprender grandes tareas como la de lograr que Colombia ingrese al  reducido grupo de países en Latinoamérica, que están en capacidad de construir sus propios buques de guerra para empleo en el mar y que continúa, como desde tiempo atrás,  construyendo unidades fluviales de gran capacidad.

Este éxito, es una motivación para que empresas como la Industria Militar,  la CIAC, la Corporación Industria Aeronáutica Colombiana apoyadas por el GESD hoy en día en muy buenas manos, piensen en grande como lo ha hecho COTECMAR. El ingenio, la dedicación, la inventiva están a la orden del día, las necesidades del país son ingentes y empresas como estas son las llamadas a generar desarrollo para el país.

Por ello estoy seguro que pronto escucharemos y tendremos noticias positivas  del proyecto de coproducción del avión carguero que tiene previsto reemplazar al conocido C-130 Hércules, proyecto que se tiene registrado con Brasil y que el presidente Uribe con su visión, apoyó, no solo con la decisión de participación en el mismo, sino también con la asignación de importantes recursos económicos.

COTECMAR, La Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial, se ha asociado estratégicamente, lo que es muy conveniente, pues incentivamos y hacemos sinergia, con algunas entidades educativas, como la Universidad Nacional, la Universidad del Norte y la Universidad Tecnológica de Bolívar.

Este proyecto  desde sus primeros días jalonó e impacto positivamente el desarrollo social y económico de Cartagena, la Región Caribe y la Nación. En la construcción de esta embarcación se generaron aproximadamente 300 empleos directos y 1500 empleos indirectos durante el tiempo  de construcción del buque, y hoy con orgullo patrio, se puede decir que se cuenta con una  unidad de mar construida completamente con mano de obra nacional.

La capacitación del personal, fue uno de los factores claves de éxito del proyecto. Profesionales colombianos, arquitectos e ingenieros navales, mecánicos, diseñadores, dibujantes y otros con posgrados en varios países, fueron vinculados al proceso de diseño y construcción de la nave. Lograron incorporar procesos innovadores en la estrategia constructiva e incorporaron tecnología de clase mundial en procesos, desde automatización hasta sistemas electrónicos e hidráulicos. Este ejemplo se debe imitar en todas las FF.MM adiestrando a nuestros hombres para tener claro  el futuro institucional y por ende del país.

El soporte de proveedores y la búsqueda de la transferencia de tecnología, en este tipo de construcción, son determinante pues es una industria de síntesis. La participación de la industria nacional estuvo representada por 220 empresas de todo el país que sumaron más de 4000 transacciones solo para la construcción de este buque OPV.  Con el sistema denominado offset que ya está incorporado en las compras militares en Colombia, con responsabilidad del Ministerio de Defensa y con el sistema Épicos que no es otra cosa que la relación pormenorizada, de la capacidad de las empresas más importantes del país, este proyecto ya avanzado, consiste Épicos, en hacer un análisis de las capacidades industriales del país en temas aeronáuticos y en general de defensa, para el posterior  desarrollo de proyectos, cuyo objetivo a largo plazo es generar fuentes de ingreso y empleo con el sector Defensa y el Sector Privado para fomentar el crecimiento económico y la competitividad del sector productivo del país.

El país estaba en mora de incentivar y apoyar la industria militar, sin embargo,  hoy  es alentador saber que con el respaldo y compromiso del Ministerio de Defensa,  las directivas y el talento de las empresas descentralizadas del GESED, hoy  se puede pasar de soñar a disfrutar de las realidades.

Una vez más BIEN HECHO, BRAVO ZULU! COTECMAR!!